Cargando

Español  English

Cien proyectos

 

cienComo se suele decir en estos casos, en realidad 100 es una cifra simbólica, porque son muchos más. En el portfolio solo pongo los trabajos cuya programación o desarrollo he hecho yo al 100% y que tienen alguna característica a destacar, generalmente el trabajo “de batalla” no lo pongo, como es el arreglar proyectos de otros programadores, proyectos donde participo con más programadores, o simplemente proyectos en los que quien me contrata no quiere que lo ponga en el portfolio, aunque nunca entendí el por qué de esto, ya que para quien me contrata es todo ventajas, le estoy publicitando gratis el proyecto, ayudando a su posicionamiento y además es la prueba de que contrató a un profesional para la programación, que no la hizo “el amigo del vecino que es informático”.

Quería agradecer a los clientes su confianza, porque para muchos no es fácil confiar en alguien que está a cientos de kilómetros y probablemente no veas nunca en persona. Los freelances vivimos gracias a esa confianza, y yo espero seguir durante muchos años.

Tal vez en estos 3 años que llevo como freelance he trabajado demasiadas horas, cosa que últimamente estoy controlando bastante más. Pero a veces ha sido por fallos míos al planificar las horas, este es el mayor talón de Aquiles de los freelances, sobre todo si como yo haces tipos de proyectos muy heterogéneos. Es algo que con la práctica tengo controlado.

El punto de inflexión, o el despegue yo creo que fue cuando empecé a salir en la primera página de Google (en español) por términos como “programador”, “freelance”, “autónomo”. No se si los algoritmos de Google me seguirán teniendo en esa posición, pero eso significó que gente de toda España (principalmente) y del extranjero te llamara o escribiera para solicitar presupuestos, lo que consolidó mi proyecto como freelance. También me ayudó anunciarme en otros sitios como Infolancer o Domestika, pero poco más he hecho de promoción.

Bueno, a ver si cuando llegue a 200 se me ocurre algo más largo, esperemos que para entonces el negocio siga dando beneficios.