Cargando

Español  English

Desarrollo de páginas web

 

diseño web

Para encargar una página web, lo primero hay que saber qué necesidades se tienen y cual es el nivel de informática del usuario que administrará los contenidos de la web. Los tipos de proyectos web que suelo hacer, son CMS y programación a medida.

CMS

Los CMS son soluciones web predefinidas, el CMS que más instalo es Wordpress. En este tipo de proyectos, la mayoría del diseño, maquetación y programación ya está hecho, lo aporta el CMS junto a sus plantillas y plugins. Para adaptarlo a lo que pide el cliente, habría que retocar plantilla, instalar los plugins adecuados, y hacer modificaciones de programación si se requieren. Con eso, una vez metidos los contenidos, ya estaría terminado el proyecto. Este tipo de proyecto es el más económico dado que una gran parte del trabajo te lo ahorras ya que lo aporta el CMS. Permite crear sitios web muy vistosos y con muchas utilidades de manera muy rápida y económica.

Desventajas de los CMS: El panel de administración no es tan intuitivo como lo sería en una programación a medida, por lo que debe utilizarlo alguien con conocimientos de informática a nivel de usuario y que tenga cierta experiencia en la utilización de ese CMS. Además, en el panel de administración casi todo "está abierto", por lo que es más proclive a que se meta la pata al actualizarlo y se borren o modifiquen cosas que no se debiera. En los CMS no se puede hacer todo, tanto a nivel de diseño como de programación; al ser soluciones predefinidas, su customización tiene un límite, por lo que puede que alguna cosa que se requiera en algún proyecto no se pueda hacer y habría que ir a la programación a medida. Los CMS también son más proclives al hacking, ya que su código fuente es de dominio público y los hackers automatizan "robots" para hackear cualquier vulnerabilidad que encuentren. Esto obliga a tener el CMS, plantilla y plugins lo más actualizados posibles.

Programación a medida

Es más cara que un CMS puesto que casi se parte de cero, y todo hay que programarlo. Evidentemente no se parte del todo de cero, ya que siempre cuentas con tus librerías, frameworks u otras utilidades con las que empezar. La programación a medida permite hacer todo al gusto del cliente, sin ningún límite; la personalización es total tanto a nivel de diseño como de programación. Además, el panel de administración también se hace a medida, con lo que el cliente tendrá justo lo que el quiera para administrar los contenidos. Yo suelo poner mi propio panel de administración, Backendmaker.


Para ver mis tarifas en este tipo de proyectos, entra en la página de tarifas.